Restauración de arañazos, bordillazos, deformaciones, eliminación de grietas, etc.

La llanta tratada recupera su aspecto y resistencias originales.